Publicaciones‎ > ‎

Nuestras cofradías ayer (1936)

En la revista “Semana Santa en Osuna” de la primavera de 1996, editada por la entonces Junta de Hermandades y Cofradías, se publica el siguiente relato dentro del interesantísimo apartado “Nuestras cofradías, ayer”. Sección a la que venimos recurriendo para recuperar y compartir, a mayor conocimiento público, relevantes acontecimientos relacionados directamente con la vida de nuestra Hermandad. 

En este número se recogían las singulares circunstancias que transcurrieron en unos años especialmente delicados en la historia reciente de nuestro país, destancando el papel protagonista que adquirió nuestra Hermandad como única cofradía que, en ese contexto, tuvo a bien realizar una valerosa salida procesional y estación de penitencia en 1936.

El artículo finalizaba con un alegato en pro de la recuperación de la iconografía original, la cual nunca llegó a producirse.

 



 1936: SOLO HIZO ESTACIÓN DE PENITENCIA JESUS CAIDO

Si en 1935, y después de varios años viéndose alterada la sagrada conmemoración, Osuna recuperó su Semana Santa con el culto público en la calle por parte de todas las hermandades, en 1936, en pleno apogeo del Frente Popular y en las vísperas del inicio de la gran tragedia española de este siglo, sólo una hermandad, la de Nuestro Padre Jesús Caído  y Ánimas y Nuestra Señora de los Dolores salió a la calle en nuestro pueblo.

El ambiente reinante no era el más propicio para una salida procesional, pero la cofradía de la Merced no dudó en venerar públicamente a sus amantísimos titulares. La estación de penitencia se realizó en la mañana del Viernes Santo y el barrio de la Merced estuvo en su cofradía. No hubo que lamentar incidentes. 

En la foto, la imagen de Jesús Caído, en la Merced, sobre su propio paso y con la iconografía –debe ser recuperada ya- que señala su advocación: Caído tras ser flagelado amarrado a la columna.




Más información sobre la extraordinaria estación de penitencia de 1936 en la sección Archivo documental



Comments