Publicaciones‎ > ‎

Bajo el amparo de tu manto, desde 1913

Recordamos un más que interesante artículo de N.H. Manuel Jiménez Perona, publicado en el «Boletín de Cuaresma» de la Hermandad de Jesús Caído en su edición de 2014, tras cumplirse la friolera de 100 años del estreno del magnífico manto bordado de Nuestra Señora y Madre de los Dolores en la Semana Santa del año 1913. 

Además de mostrar las distintas técnicas empleadas en tan precioso manto de terciopelo bordado en oro y confeccionado por las primorosas manos de las monjas carmelitas del convento de San Pedro, Jiménez Perona destaca que puede ser considerado el más antiguo de todos los mantos bordados que procesionan en Osuna. Sin duda, todo un orgullo para nuestra Hermandad.




100 años bajo el amparo de tu manto (1913-2013)

Corría el año de 1913, por aquel entonces nuestra hermandad, aún afincada en la Merced, tuvo a bien el encargar la hechura de un manto bordado para cubrir la bendita efigie de Nuestra Señora y Madre de los Dolores. El artífice de tan exquisito diseño, el arcipreste de Osuna, don Francisco Javier Govantes, capellán de la cofradía. Las delicadas manos ejecutoras, las hermanas carmelitas del convento de San Pedro. A pocos se les pasaría por la imaginación que hoy, 100 años después, tan grandioso evento se esté recordando en un artículo de boletín cofrade. Y es que, sin duda alguna, es de justicia que tan magnífica obra como es el manto de La Señora, sea reconocido como tal, como una auténtica joya de nuestros enseres. He aquí el motivo de mi artículo.

Un 5 de abril de 1914, Domingo de Ramos, la edición semanal del periódico local El Paleto publicaba la noticia de las salidas procesionales para Semana Santa, de esta manera:

En la misma, además de enumerar las cofradías que harían estación de penitencia, ya se anunciaba el estreno del esperado manto, si bien no sería hasta su próxima edición semanal, del jueves 16 de abril de 1914 cuando El Paleto volviese a reflejar la siguiente noticia dando buena cuenta de las estaciones de penitencia y haciendo mención especial al estreno de nuestra cofradía.

Haciendo una breve reseña cronológica de los mantos bordados de nuestras hermandades comenzaríamos con el ya citado manto de Nuestra Titular, en abril de 1914, le seguiría el manto y la saya de salida de la Quinta Angustia en 1917, elaborado igualmente por las hermanas carmelitas, dicha obra es coetánea al manto morado de la Virgen del Mayor Dolor de la Hermandad de la Pax. Por último, el manto de Nuestra Madre y Señora de la Hermandad Servita, estrenado en abril de 1923, en este caso realizado por las clarisas del convento de Santa Clara.

De esta forma, estaríamos hablando de que nuestro manto sería el más antiguo de los que procesionan en la Semana Santa de Osuna.

El ornamento usado por el arcipreste Govantes en su diseño corresponde a hojas de acanto, volutas y ramas florales, motivos ampliamente usados en el resto de sus proyectos para otras hermandades. El dibujo que sigue el bordado es de tipo simétrico, podríamos decir que las volutas y hojas de acanto se agrupan en tres focos partiendo de un eje central, dispersándose hacia los laterales, formando un conjunto sobrio, armónico y elegante, no llegando al punto del excesivo recargamiento del neobarroco, más bien podríamos calificarlo en un estilo romántico decimonónico. Destaca la última flor, situada en la base del manto. Como curiosidad y prueba de su rica complejidad, cabe subrayar las denominaciones de las distintas técnicas de bordado que presenta el manto: Bordado sobre cartulina; cordón y canutillo; malla sobre ladrillo simple; técnica de ladrillo con setillo; bordado sobre cartulina, con media onda y setillo cruzado; bordado sobre cartulina con hilos mate y brillo; media onda encontrada; técnica de punta simple y técnica de punta entrecortada.

 

En conclusión y cumplidos 107 años del estreno de esta valiosísima pieza, he de poner de manifiesto la importancia del legado que atesoramos, herederos de nuestros hermanos que un día formaron parte de nuestra querida Hermandad, y por tanto, es nuestro deber y obligación, el cuidado, mantenimiento y puesta en valor de estos bienes, sólo así conseguiremos que próximas generaciones puedan celebrar muchos siglos mas de vida del manto de La Señora.

 

Manuel Jesús Jiménez Perona

 

 

BIBLIOGRAFIA

Periódico local “EL PALETO”, Número 599, año XIV. Osuna, 5 de abril de 1914.

Periódico local “EL PALETO”, Número 600, año XIV. Osuna, 16 de abril de 1914.


Comments