Publicaciones‎ > ‎

Se desploma la bóveda central de la Merced (por Juan José Rivera, 1964)

Una fecha muy triste para Osuna en general, y para nuestra Hermandad en particular, fue la del 12 de marzo de 1964. En la mañana de ese día acaeció el hundimiento de la bóveda central de la iglesia del antiguo convento de la Merced, donde la Hermandad fue fundada en 1705. Gracias a la Providencia, la tremenda desgracia para el patrimonio histórico-artístico de nuestro pueblo no alcanzó el grado de tragedia, pues no hubo que lamentar víctimas. 

Las imágenes de nuestros sagrados titulares no sufrieron daños y fueron trasladadas a la iglesia de Santo Domingo, donde se hallan desde entonces. Aunque la bóveda fue reconstruida unos años después, la iglesia, desposeída entre otros elementos de su magnífico retablo mayor, que desde 1965 está en la capilla de los Marineros, en Sevilla, nunca fue reabierta al culto.

La crónica que reproducimos fue publicada en el ABC de Sevilla, firmada por su corresponsal, que no era otro que Juan José Rivera Ávalos, cronista oficial de la Villa. 




Se desploma la bóveda central de la iglesia osunense de la Merced

El siniestro no ha causado desgracias personales.

Osuna 12. Esta mañana se ha desplomado la bóveda central de la iglesia de la Merced, antiguo convento de las mercedarias descalzas, que constituía una preciosa obra de arte. La artística bóveda siniestrada, al fallar el arco toral del crucero, se vino abajo con gran estrépito, acudiendo en seguida el vecindario, alarmado por el enorme estruendo.

            Ha desaparecido totalmente el citado crucero, y uno de los altares ha quedado entre los escombros, como el valioso púlpito, lámparas, y otros objetos. La iglesia, de estilo, barroco, con artísticas yeserías y decorados de relieve, databa de finales del XVII. Se han salvado las imágenes, muy veneradas, de Jesús Caído y Nuestra Señora de los Dolores, que fueron llevadas por los cofrades a la iglesia de Santo Domingo. Pero, ante la inminencia del hundimiento, no se ha podido salvar el referido púlpito y altar del crucero, lado del Evangelio. El resto de la iglesia también amenaza ruina por lo que las autoridades eclesiásticas han tomado las medidas pertinentes al caso y se espera llegue el arquitecto diocesano. Tan pronto como se tuvo noticia del hundimiento de la bóveda, se personaron en la iglesia el arcipreste, párroco de la Asunción, maestro de obra del municipio, teniente de alcalde delegado de Cultura y Artes y otras personas.

            Ha sido providencial que no hayan ocurrido desgracias personales, pues la bóveda abatida no se desplomó dentro de la iglesia, sino que la parte siniestrada vertió a la calle Labrador, sitio de mucho tránsito, camino del Instituto, la cual quedó interceptada por los escombros. Se iban a celebrar unos ejercicios espirituales para alumnos, de los primeros cursos del Instituto de Enseñanza Media, y se acordó retrasarlo, evitando un día de luto para el pueblo. Ha quedado en pie el valioso altar mayor y la imagen titular de Nuestra Señora de las Mercedes, esperándose se designe una comisión, previa autorización de las autoridades superiores, para tratar de reconstruir, si ello es posible, este artístico templo, contiguo al Hospital Municipal, templo muy querido de todo el pueblo de Osuna.—Corresponsal.

(ABC de Sevilla, 13 de marzo 1964)




Autor de la fotografía original: Martín Cartaya


Comments