Publicaciones‎ > ‎

Salida extraordinaria III centenario (2005)





Osuna: Salida procesional del Señor y la Virgen en el III centenario fundacional de 

Jesús Caído

PUBLICADO EN ABC DE SEVILLA 17/09/2005

OSUNA. Hace 300 años, el 31 de enero de 1705, Manuel de Ávalos y Pimentel, teniente alguacil mayor de la Real Justicia de la Villa Ducal, leyó a fray Juan de las Nieves, comendador del convento masculino de Nuestra Señora de la Merced, las reglas que había redactado para el regimiento de una cofradía que nacía, la de Nuestro Padre Jesús Caído, que adoptó el bello título de Esclavitud y a la que Felipe V, primer Borbón reinante en España, concedería el de Real. Aquellas primitivas reglas fueron aprobadas por los hermanos el 12 de marzo y sancionadas por la autoridad eclesiástica dos días después. El Domingo de Ramos de 1705, la hermandad hizo su primera estación penitencial. Desde 1879 sale procesionalmente el Jueves Santo.

Tres siglos después, la hermandad ha conmemorado efemérides tan significativa, cuyo momento culminante se producirá este sábado, día 17, con la solemne función principal que, dedicada a Nuestra Señora de los Dolores por su festividad, presidirá el cardenal-arzobispo de Sevilla, fray Carlos Amigo Vallejo, en la iglesia de Santo Domingo, sede de la hermandad desde 1964 tras el hundimiento de la iglesia de la Merced, y la procesión extraordinaria con las imágenes de los sagrados titulares principales: el Señor de la Caída y la Virgen de los Dolores. La función comenzará a las ocho de la tarde y a su conclusión saldrá la procesión.

Los frailes mercedarios, en cuyo templo fuera fundada la hermandad, hubieron de dejar Osuna tras la Desamortización de 1835 para ya no volver nunca más, aunque se intentó, pero no así las Madres Mercedarias del convento de la Encarnación, que oran y laboran en la Villa Ducal desde el siglo XVII. Por eso, y cercana ya la festividad de la Virgen de la Merced, en esta procesión extraordinaria la hermandad hará estación al bellísimo convento de la Encarnación, en una estampa que evocará tiempos antiguos cuando Jesús Caído, como las demás cofradías de Osuna, subía hasta la Colegiata para hacer allí estación penitencial, costumbre que hoy sólo mantienen la Hermandad de Jesús Nazareno y la Cofradía servita de la Virgen de los Dolores.

En esta histórica procesión, la imagen del Señor Caído saldrá con túnica blanca y en su paso, adornado con claveles, se estrenará plateado en la crestería de los faroles. La Virgen de los Dolores irá gloriosa, sin palio en su paso, que llevará flores blancas y presentará como novedad la candelería, de Talleres Bronce Jiménez, de Lucena. La Señora estrenará un broche y lucirá una antigua saya blanca con bordados en oro, que ha sido recuperada. El banco del paso también es de estreno, con hechura en aluminio, donación de la cuadrilla de hermanos costaleros. Tras el paso del Señor tocará la banda de cornetas y tambores de Jesús Caído, de Córdoba, y tras el de la Virgen, la Banda Municipal de Osuna. El itinerario será el siguiente: Plaza de Rodríguez Marín, Alpechín, plaza de la Merced, Luis de Molina, Cuesta de los Abades, convento de la Encarnación, Cuesta de San Antón, Plaza de España, Carrera, plaza de Rodríguez Marín y entrada en el templo.

Santiago Fernández Fernández, hermano mayor, ha declarado que el deseo de la hermandad no es otro que hacer estos actos lo más participativos posible y que el pueblo de Osuna haga suyas las celebraciones del III centenario de la Esclavitud de Jesús Caído y Nuestra Señora de los Dolores.

 

Comments