Historia‎ > ‎Archivo documental‎ > ‎

El acta del cabildo de salida de 1936

Si hace tan solo unos días mostrábamos el recibo del pago de la banda de música de la salida procesional que efectuó nuestra Hermandad durante la mañana del Viernes Santo del año 1936, hoy tenemos la fortuna de poder completar la información con la copia de un documento de valor histórico incalculable, donde se constata fehacientemente que la Hermandad de Jesús Caido realizó una extraordinaria y única salida procesional que tuvo lugar a las seis de la mañana del Viernes Santo, dado que - como se colige claramente del documento-, las Hermandades de Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores debieron acordar no realizar sus estaciones de penitencia. Por tanto, queda documentado que solo la realizó la Hermandad de Jesús Caído.

Nos complace compartir para conocimiento público copia del Acta correspondiente al Cabildo general de hermanos celebrado el día 29 de marzo de 1936 en la iglesia de la Merced para tratar este relevante asunto.




«En la Villa de Osuna, a veintinueve de marzo de mil novecientos treinta y seis, reunidos en la Sacristía de la iglesia de Nuestra Señora de la Merced  los hermanos anotados al margen por estación y toque de campana como corresponde a nuestro Reglamento rezadas las  preces de rigor, el Sr. Hermano Mayor declaró abierta la sesión con permiso del Sr. Capellán que nos preside.

Acto seguido se dio lectura al acta de la junta anterior quedando aprobada por unanimidad. Se  pasó a discusión la salida de la procesión de penitencia en la próxima Semana Santa, para lo que se tomaron los acuerdos siguientes:

Primero: Salir en estación de penitencia el Jueves Santo a las seis de la tarde con las imágenes que veneramos con permiso de la autoridad eclesiástica.

Segundo: Si la cofradía de Jesús Nazareno y los Dolores, establecida en la Parroquia de la Victoria, no salieran este año, saldría esta Cofradía a las seis de la mañana del Viernes Santo.

Tercero: Prorratear con una peseta a cada pareja y a los hermanos varones y dos reales a cada hermana sola, para ayudar a los gastos de la procesión.

Cuarto: Repartir las túnicas a los hermanos que la soliciten, mediante un vale firmado el día dos del mes próximo, para los hermanos, y del jueves del día dos en adelante los sobrantes que podrán presentar quien no sea hermano pero vale de un hermano.

Quinto: Tomar la  cera necesaria a quien la de en mejores condiciones con preferencia a los hermanos que la vendan.

Sexta: Se faculta al Hermano Mayor para suspender la salida de la procesión si lo creyera conveniente.

Séptimo: Se da amplia facultad al Sr. Hermano Mayor para que gestione todo lo concerniente a la procesión como música, hombres que llevan los pasos, etc.

Y no habiendo más asuntos de qué tratar se dio por terminado este cabildo de quien yo el Secretario certifico».

 


En el margen izquierdo y en las rúbricas de los presentes al cabildo de salida, relacionamos los siguientes nombres de los hermanos que tomaron las justas deliberaciones en tan histórico momento, bajo la devoción a nuestros Sagrados Titulares.

Juan Sánchez, Arcadio Villar, Juan Díaz, Antonio Cordero, Agustín Martín, Rafael Maldonado, Luis Fajardo, Fernando Díaz, Ildefonso Cecilia, Antonio Alvarez, Manuel Soria, Manuel López, Antonio Lara, Antonio Galicia, Cristóbal González, José González, Antonio Aguilar, Pedro Soria, Antonio Gómez y A. Domínguez.




Comments