Actualidad‎ > ‎

Celebrado el Triduo a Nuestros Sagrados Titulares

publicado a la‎(s)‎ 24 mar. 2014 4:01 por Secretario Jesús Caído   [ actualizado el 24 mar. 2014 7:24 ]

    Ayer domingo concluyeron los cultos de Cuaresma de Nuestra Hermandad, actos que comenzaran el pasado miércoles 19, día de San José, con el Vía Crucis de Nuestras Sagradas Imágenes desde el convento mercedario de la Encarnación hasta la Colegiata, donde por primera vez habríamos de celebrar nuestro Triduo y Función Principal.
    Instantes antes del rezo del Vía Crucis se procedió a la bendición de las nuevas andas que portarían al Señor y a la Virgen por parte del Padre Jurado. Las primeras estaciones del Vía Crucis se rezaron dentro del convento a modo de despedida de nuestras hermanas que con tanto cariño nos acogen durante el año. Tras ello se emprendió la marcha hasta la Colegiata donde se rezaron las estaciones restantes en cada una de las capillas. Toda persona que quiso pudo tener la dicha de portar al Señor o a la Virgen durante el traslado.

    Al día siguiente, jueves, comenzaba nuestro Triduo, oficiado en esta ocasión por nuestro hermano don Ángel Luis Bayo Vázquez, quien en los primeros días de su predicación nos hizo reflexionar sobre cómo Dios se nos muestra hoy día caído en los más necesitados y qué nos demanda de nosotros.
    El sábado, último de los días de Triduo, es siempre un día destacado, ya que este año y como se viene haciendo tradicionalmente, se produjo la recepción de los nuevos hermanos de nuestra Hermandad tal como indican Nuestras Sagradas Reglas. Fueron la nada desdeñable cifra de quince -de entre todos los hermanos incluídos en el censo en el último año- a los que se le impuso la medalla en esta celebración, en su mayoría niños, lo que nos hace mirar con esperanzas el futuro de Nuestra Cofradía. A la conclusión de la Eucaristía se procedió a la Procesión Claustral con el Santísimo y su posterior Adoración, tal como también indican Nuestras Reglas, celebración ésta a la que se sumaron las otras dos hermandades de carácter Sacramental de Osuna, la Archicofradía Sacramental y la Hermandad de la Virgen de los Dolores representadas por sus respectivos Hermanos Mayores y algunos miembros de Junta.
    Como decíamos al principio, ayer domingo día 23 fue el día en el que se celebró Nuestra Función Principal de Instituto, en una Eucaristía que dio mucho de sí por varios motivos. En primer lugar, se estrenó durante su transcurso, más concretamente en el momento de la protestación de fe de nuestros hermanos ante Nuestras Sagradas Reglas, las Coplas a Nuestro Padre Jesús Caído, compuestas por Pedro Nolasco Alcántara Madroñal y por Francisco Javier Segura Márquez, de la coral la Sochantre Hispalense, que actuó durante la misa. Además de ello, contribuyó a la solemnidad de la celebración la labor de nuestro magnífico cuerpo de acólitos. Por otra parte tuvimos la presencia, además de las tradicionales representaciones de todas las hermandades de Osuna abanderadas por el Presidente del Consejo, de los representantes de nuestra Hermandad hermana de la Cofradía de la Sagrada Cena de Jesús y Nuestra Señora del Amor de Puente Genil, encabezados por su Cofrade Mayor, Alfonso Morales, que tuvieron a bien acompañarnos en éste, uno de nuestros días grandes al igual que una representación de Nuestra Hermandad hiciera en el día de su Función Principal hace justo un mes.


    Una vez hubo concluida la misa, se procedió al besamanos de Nuestra Señora y Madre de los Dolores, en el que se entregó la estampa que ilustra esta notica, instantánea de los años ´50 del siglo pasado con la que se conmemora en este 2014 el medio siglo de la marcha de Nuestra Hermandad de nuestra primigenia sede canónica, la iglesia de la Merced, siendo esta fotografía un emblema de cuando todavía estábamos en la Merced. En esta ocasión, ya que era Nuestra Sagrada Titular la que debía ir en besamanos, presidía el altar montado para la ocasión Nuestro Padre Jesús Caído. Este año el montaje suponía todo un reto, dadas las ciclópeas dimensiones de la Colegiata, para lo cual se optó por poner a modo de altar el paso del Señor enmarcado con un gigantesco dosel. Por las impresiones recibidas ha sido un montaje por lo general, muy del agrado de todos nuestros hermanos y de todo el que se ha acercado en estos días hasta la Colegiata.


    Tras ello celebramos el tradicional almuerzo de Hermandad, esta vez en los salones del bar "Esparraguito", en la calle Almería, al que se adhirieron, además de un gran número de hermanos, los miembros del coro la Sochantre, nuestos hermanos de Puente Genil, nuestro Párroco y Director Espiritual y Nuestro Predicador y hermano Ángel Luis Bayo. La de ayer resultó una tarde inolvidable de júbilo y convivencia, en la que el reinó la emotividad y el buen ambiente, resultando palpable que Nuestra Hermandad, como no puede ser de otra forma, vive su fe con alegría. Durante la celebración se le hizo entrega al Cofrade Mayor de la Hermandad de Puente Genil la bella pintura al óleo que podemos ver más abajo obra de nuestro hermano Francisco Luis Gallardo, en la que se da testimonio de los lazos de hermandad existentes entre ambas hermandades y el agradecimiento por la entrañable acogida que se dispensa por aquellos lares a Nuestra Hermandad.


    
Por último pero no menos importante, cabe destacar la gran afluencia de fieles durante todos los días de culto, despejándose con ello las conjeturas que previamente se planteaban sobre la posible merma de asistentes a nuestro Triduo por el hecho de celebrarse en un templo tan grande como la Colegiata, no solo no viéndose disminuída su asistencia, sino que incluso el templo se quedó pequeño el día de la Función Principal por la enorme afluencia de hermanos y devotos a la misma.
Comments