Actualidad‎ > ‎

Cumplida nuestra estación de penitencia en un magnífico Jueves Santo

publicado a la‎(s)‎ 4 abr. 2015 4:13 por Secretario Jesús Caído   [ actualizado el 18 abr. 2015 12:20 ]
foto gentileza de Pepe Marquina
 
   Una vez más nuestra cofradía pudo hacer sin complicaciones su estación de penitencia en un Jueves Santo marcado por las altas temperaturas.
    Cuando se hubo efectuado la oración de salida dentro de la Colegiata, nuestra cofradía ponía su cruz de guía en la calle a las 8 en punto de la tarde, tal y como estaba estipulado. Al poco tiempo ya estaba el Señor cruzando a la voz de Manuel Vázquez "Perea", capataz este año de Jesús Caído, el dintel de la Colegiata acompañado también por los sones de la Banda de Cornetas y Tambores Maestro Valero de Aguilar de la Frontera, que interpretaron tras la marcha Real, Cristo del Amor, composición que tradicionalmente es siempre la primera suena tras el Señor. Seguidamente era Nuestra Señora y Madre de los Dolores con su joven y pujante cuadrilla la que se dejaba ver ante Osuna guiada en esta ocasión por nuestro Hermano Mayor Francisco Javier Rodríguez, tal como hiciese su abuelo en tiempos pretéritos.
    Nuestro recorrido está repleto de momentos con mucha intensidad, así, en los primeros compases de nuestro desfile y justo tras la salida, se produce el primero de ellos con el encuentro con nuestras hermanas mercedarias del monasterio de la Encarnación. Ante ellas sonó acompañando al Señor el himno eucarístico Cantemos al Amor de los Amores, composición muy apropiada tanto por ostentar nuestra Hermandad carácter Sacramental, como por tratarse de uno de los días clave del enaltecimiento al Santísimo del calendario litúrgico. 
foto gentileza de Pepe Marquina

    Posteriormente, una vez efectuada la bellísima bajada por la Cuesta de los Abades, se viviría el summum de nuestra estación de penitencia con la llegada a la Plaza de la Merced de nuestros Sagrados Titulares, viviéndose como cada año unos momentos de una emotividad inenarrable ante un enorme gentío que aguardaba impaciente desde momentos antes el paso por este punto clave para nuestra Hermandad. Una vez pasada la calle Alpechín una multitud de personas aguardaban al Señor y a la Virgen en su paso tanto por la Carrera como por la Plaza de España. Precisamente en este último emplazamiento se vivió uno de los momentos más especiales de todo el recorrido con la enorme petalada que nuestro Grupo Joven le tributó a la Virgen desde uno de los balcones del antiguo puesto de Melilla. 
    Siempre rebosante de emotividad es la subida de nuestros pasos por Luis de Molina y la cuesta de los Abades, y este año no fue una excepción. Tanto el Señor como la Virgen efectuaron una subida magistral, llena de pundonor por parte de sus costaleros siendo acompañado este esfuerzo por un no menos gran derroche por parte de nuestras bandas, que se volcaron en esta subida conscientes de la necesidad de su labor en esos momentos. En los últimos compases Jesús Caído y la Virgen se volvieron a encontrar con nuestras hermanas. A Nuestro Padre Jesús Caído le dedicaron el cántico "Perdona a tu pueblo" y una Salve a Nuestra Señora y Madre de los Dolores. Tras ello solo quedaba subir hasta la Colegiata para concluir una esplendorosa estación de penitencia que concluía con un cierto retraso en torno a la 1:30 de la madrugada, cerrándose así nuestra décima estación de penitencia saliendo desde la Colegiata.
    Destacar por último las sentidas y fervorosas saetas que se les cantaron a Nuestros Titulares durante diversos puntos de nuestro recorrido, nacidas desde la más sincera, pura y desinteresada devoción hacia Ellos.
    A continuación facilitamos todos los videos del Jueves Santo compartidos en la lista de reproducción de nuestro canal de youtube:






Comments