Actualidad‎ > ‎

Fernando Pachón, candidato a Hermano Mayor

publicado a la‎(s)‎ 9 oct. 2015 4:16 por Secretario Jesús Caído   [ actualizado el 9 oct. 2015 4:56 ]

    En las últimas horas hemos obtenido el reconocimiento por parte de la Autoridad Eclesiástica a la candidatura que encabeza nuestro hermano Fernando Jaime Pachón Cano para concurrir a las elecciones el próximo día 25 de octubre. De este modo, será la única candidatura que se presente al cabildo de elecciones para ser refrendada por el voto de los hermanos. La candidatura completa es la siguiente:
  • Hermano Mayor: Fernando Jaime Pachón Cano
  • Teniente de Hermano Mayor: Francisco Javier Recio Mata
  • Secretario: Manuel Jesús Jiménez Perona
  • Vicesecretario: Francisco Javier Rodríguez Jiménez
  • Tesorero: José Carlos Galindo Moncayo
  • Vicetesorera: Nieves Sánchez Rojas
  • Capiller: Manuel Cuevas Gómez
  • Diputado de Caridad: José Miguel Morales Solano
  • Diputado de Relaciones Públicas y Juventud: Rubén Márquez García
  • Diputado de Relaciones Parroquiales y Apostolado: Juan Carlos Pérez Cecilia
    Nuestro hermano Fernando Jaime Pachón, de 32 años, soltero, LIcenciado y doctorando en Filología Hispánica, cuenta con 30 años de antigüedad en la Hermandad, habiendo ostentado anteriormente el cargo de Secretario y siendo además costalero del Señor desde hace 13 años. A su vez fue Secretario del Consejo con Francisco Miguel Pérez Rangel y con Rafael Campaña Moreno.
    Recogemos la carta de presentación de la candidatura dirigida a los hermanos:

      Estimado hermano/a en el Señor:

Mediante la presente me dirijo humildemente a su persona como candidato a Hermano Mayor de nuestra queridísima hermandad. Ha querido el Señor que bajo sus designios, recaiga en mi persona, el más insignificante y pecador de la nómina de hermanos, el verme en estas circunstancias, siendo candidato a afrontar el mayor compromiso y honor que seguramente asuma en mi vida como es el de regir los designios de una institución con más de 300 años de historia y que tanto significa para mí y mi familia como es Nuestra Hermandad. Le confieso que me abruma y me sobrecoge tal empresa, siendo consciente de mis limitaciones y de tener bajo mi responsabilidad nada menos que las devociones de cientos –me atrevería a decir que miles- de personas. Es por ello por lo que veía conveniente mediante este medio, poner en conocimiento de todos los hermanos los que tanto para mí, como para el magnífico equipo que me acompaña en esta bonita andadura, van  ser los principales objetivos y líneas maestras de esta legislatura si salimos finalmente elegidos por la mayoría de nuestros hermanos el próximo día 25.

Comenzando por los hermanos que se han unido al proyecto que encabezo y que conformarían –D. m.- la próxima junta, he querido rodearme de personas con una notable trayectoria en la Hermandad, con la experiencia y la formación necesaria para afrontar lo que demanda de nosotros Nuestra Cofradía. No me cabe duda de que en las circunstancias en las que nos hallamos, no hay un grupo de hermanos que estén mejor cualificados para llevar las riendas de nuestra corporación. Valgan estas líneas para agradecerles su compromiso con Nuestra Hermandad y su adhesión a mi candidatura.

 No cabe esperar grandes revoluciones de unos hermanos que al igual que yo, somos unos absolutos enamorados tanto de la idiosincrasia, como del patrimonio de la hermandad que nos han legado nuestros mayores. No obstante, ello no es óbice para que se trabaje en áreas en las que todavía hay mucho margen de mejora, siempre bajo el espíritu de humildad que debe reinar en nuestro proceder tal como nos obligan Nuestras Sagradas Reglas, a las que trataremos de ser totalmente fieles, tanto en su espíritu como en sus objetivos.

 Además de darle continuidad y buen término a los proyectos afrontados por la anterior junta que están pendientes de su finalización, tales como el de la restauración del paso de la Virgen o el proyecto de San Pedro, seguramente coincidirá conmigo en que el principal objetivo en estos cuatro próximos años habrá de ser seguir con el proceso de estabilización social de nuestra hermandad. Estimamos que durante estos últimos cuatro años se ha trabajado en la dirección correcta, habiéndose dado los pasos adecuados con la firmeza necesaria para conseguir este fin. Por ello las decisiones que tomemos irán enfocadas teniendo siempre como premisa fundamental el afianzamiento de esa estabilización de la Hermandad. Con dicho objetivo asumido, tenemos ante nosotros una serie de retos tan desafiantes como ilusionantes. Dado el gran trabajo realizado por parte del Grupo Joven, tenemos varias decenas de nuevos jóvenes hermanos a los que la Hermandad aspira no solo a que se queden con la parte más superficial de la pertenencia a Nuestra Hermandad, sino también a darles una solida formación en valores cristianos. Por ello, éste supone el primero y más importante de estos retos; así, los principales desvelos de esta junta habrán de ir en la formación, tanto de estos jóvenes -para que sean conscientes de lo que supone hallarse dentro de a una institución perteneciente a la Iglesia como es la nuestra- como para el resto de nuestros hermanos. Hay que ser consciente del papel de puerta de entrada a la Iglesia que para mucha gente tenemos las hermandades dentro de la religiosidad popular. Por eso, creemos que el verdadero prestigio de una Hermandad no reside exclusivamente en un esplendoroso culto externo que supone la estación de penitencia; además de ello, lo verdaderamente importante es que Nuestra Hermandad sirva para formar a esos hermanos que entran por nuestras puertas para hacer de ellos en última instancia buenos cristianos, que se acerquen al Sagrario y que sean comprometidos y coherentes con nuestra fe. Así, la formación será el principal objetivo en estos cuatro años, algo que, por otra parte, nos demanda nuestro carisma mercedario.

  De igual forma, hemos de saber poner en valor todo el patrimonio que tenemos, tanto el material, como sobre todo el humano. Encaminado en esta dirección, será un objetivo de esta junta el conformar un grupo de los veteranos de Nuestra Hermandad, que sean siempre un referente para nuestros hermanos más jóvenes y que por sus experiencias dentro de la misma, sean objeto de reconocimiento. Además de lo dicho, aspiramos a que participen activamente en la vida de Hermandad, tanto en los cultos como en actividades organizadas especialmente para este importantísimo colectivo. En definitiva, poner en valor a nuestros hermanos más mayores y que el conjunto de la Hermandad se sirva de sus experiencias.

A nadie escapa que la caridad en estos días ha de ser una parte fundamental en las hermandades, por ello también será una parte esencial de esta legislatura el aspecto caritativo, no entendido solamente en su vertiente económica, sino también en la vertiente humana.

 Por último pero no menos importante, abordamos la parte del culto a Nuestros Titulares, que junto con la caridad y la formación, conforman los tres ejes esenciales de la vida de una hermandad. Aquí debemos ser conscientes de las grandes posibilidades espirituales que nuestras solemnidades conllevan, puesto que además de nuestra salida procesional –principal fin de la Hermandad- a lo largo de prácticamente todo el año tenemos un importante número de celebraciones litúrgicas, lo que hace que esta vertiente esté bien cubierta. No obstante, aspiramos a ir ganando en solemnidad y rigor en nuestros cultos, tanto internos como externos. Además de ello, dentro de este segmento y para que más gente tenga posibilidad de acompañar a nuestros Sagrados Titulares en nuestra salida procesional el Jueves Santo, tenemos en mente la confección de una serie de túnicas que mediante servicio de alquiler convenientemente regulado, estén a disposición del mayor número posible de hermanos y devotos, puesto que a nadie escapa que tenemos una de las vestimentas más caras de la Semana Santa de Osuna.

Éstas serán básicamente las aspiraciones de nuestra candidatura para los próximos cuatro años. Creemos firmemente que el éxito o fracaso de una Hermandad no reside exclusivamente en la junta que la rija, sino en el compromiso del conjunto de sus hermanos. Por ello, le animo a adherirse y a tomar partido en la vida de Hermandad, comenzando con su participación el próximo día 25 en el cabildo de elecciones, pidiéndole humildemente que respalde a esta candidatura en dicha cita.

Sin otro particular, reciba un fraternal saludo en Jesucristo Nuestro Señor y su Amantísima Madre.

 

Fernando Jaime Pachón Cano

Candidato a Hermano Mayor

Comments