Actualidad‎ > ‎

Histórico Viernes Santo para nuestra Hermandad

publicado a la‎(s)‎ 7 abr. 2012 3:12 por Secretario Jesús Caído   [ actualizado el 8 abr. 2012 9:52 ]

    En la tarde de ayer, por primera vez en la historia de nuestra Hermandad, nuestros Sagrados Titulares salieron a la calle en la tarde del Viernes Santo. Fue en el ya anunciado Solemne Vía Crucis de regreso a San Agustín.
    Eran muchos los hermanos que ansiaban que el regreso de nuestras Imágenes se celebrase de esta forma, y la liturgia obligaba a hacerlo en este señalado día -por ende, día por excelencia de esta celebración-. Por ello cabe lo vivido ayer como histórico.
    El cortejo transcurrió de una forma muy digna, con recogimiento y un respetuoso silencio durante todo el recorrido, acompañado además por música de capilla, lo que contribuía, junto a la ausencia de todo ornato más allá de los propios atributos del Señor y de la Virgen, a encontrarnos con la verdadera esencia y mensaje de nuestras Imágenes.
    Para darle mayor realce y dignidad al acto, nuestra Hermandad ha contado con la colaboración de la Hermandad de los Gitanos y de Montesión, que nos han cedido gentilmente las andas para el Señor y para la Virgen respectivamente.
    Ya en San Agustín, justo antes de dejar en su sitio definitivamente al Señor y a la Virgen, también se vivió una estampa memorable con nuestras dos Imágenes frente a la Virgen de la Esperanza. Cabe hacer un agradecimiento enorme a la Hermandad de la Vera-Cruz y en especial al capataz de la Virgen de la Esperanza, Antonio Jiménez Bonilla, por tener el detalle de dejar libre nuestra capilla provisional en San Agustín colocando a la Virgen bajo el coro -recordamos que el paso de la Virgen se ubica en dicha capilla-. Hemos de dar las gracias también a la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia por su colaboración en el montaje de las andas del Señor y por la cesión de los platos de los hachones.
     Finalizaron así los actos de nuestra Hermandad en esta Semana Santa, lo que vino a aliviar en parte, el mal regusto que nos dejó el no poder hacer nuestra salida procesional en la noche del Jueves Santo.
 
    

Comments