Obra Asistencial

    Del Diputado de Caridad

    REGLA 115ª.  Tendrá a su cargo el hacer vida y realidad que nuestra Esclavitud es una comunidad de amor. Para ello se constituirá la Diputación de Caridad, que estará integrada por varios hermanos, pertenecientes o no a la Junta de Gobierno, y  presidida por el Diputado de Caridad, que necesariamente deberá ser miembro de la Junta de Gobierno, y elegido en Cabildo General de Elecciones.

 

         Sus principales misiones son:

 

1. Formar su Diputación, en la que bajo su presidencia existan, un Secretario, un Tesorero y tres vocales, que serán los encargados de recoger las solicitudes, organizar las ayudas, recibir donativos y limosna, atender las demandas, etc. y sobre todo de administrar las cuotas de los hermanos y la ayuda oficial de la Hermandad, que no podrá ser menor del diez por ciento de las cuotas de cobranza de todos los meses. (Regla 96-1)

2. Buscar los fondos necesarios que permitan una acción conjunta y continua de acuerdo con los fines de nuestra Esclavitud. (Regla 11).

3. Dar cuenta mensualmente a la Junta de Gobierno del desenvolvimiento económico de la Diputación.

4. Celebrar reuniones periódicas, semanal o quincenalmente, con los hermanos que forman la Diputación para la resolución de los casos que se hayan presentados. En casos urgentes, consultando al Hermano Mayor, este podrá disponer que se atienda lo solicitado, pero queda obligado a dar su informe en la primera reunión.

5. Tendrá a su cargo las obras sociales y asistenciales de la Hermandad.

    Si algún hermano desea formar parte de la Diputación de Caridad, o bien ve oportuno imponerse una cuota exclusivamente para este fin caritativo de la Hermandad, puede contactar con la junta de gobierno o bien dirigirse mediante correo electrónico a caridad@jesuscaidoosuna.com.
    Nuestra Hermandad, de acuerdo con el espíritu cristiano que la conforma desde su fundación y el lema que nos distingue “Venite ad me, ommes, qui laboratis et oneratis et  ego reficiam vos” (San Mateo XI, 28), quiere desarrollar todo tipo de obras asistenciales, destinadas preferentemente a nuestros hermanos, a la feligresía, al barrio de la Merced y a los necesitados en general, sin hacer distinción por su lugar de origen, raza o religión.