Obra Asistencial‎ > ‎

Bolsa de Caridad

    La Bolsa de Caridad, para su mejor desarrollo y eficacia, cuenta con un equipo de trabajo permanente compuesto por el Diputado/a de Caridad y un número de hermanos/as que colaboran como vocales de la misma, y cuyos nombramientos son aprobados por el Cabildo de Oficiales, a propuesta de la Diputación de Caridad.
    
    Este equipo es el encargado de tramitar, estudiar e informar todos los expedientes de solicitud de ayuda, una vez oído personalmente al demandante, verificada la documentación solicitada para fundamentar la necesidad, y efectuada la visita correspondiente a su domicilio para acercarnos al necesitado y conocer "in situ" su real situación. Estos expedientes son aprobados o denegados en reunión mensual presidida por el Hermano Mayor, de la que se levanta el correspondiente Acta.

    La Bolsa de Caridad cuenta con un presupuesto anual que se nutre del 10% del importe total de las cuotas de hermanos, como ordenan nuestra Reglas; de las cuotas voluntarias con las que contribuyen los hermanos para estos fines específicos, de donativos, y de diversas actividades que se organizan para conseguir recursos atípicos como rifas, etc.

    No obstante, la Hermandad destina en sus presupuestos a la Diputación de Caridad un importe muy superior al que obligan nuestra Reglas.